«

»

VILANOVA DOS INFANTES

Desde la carretera general de Ourense a Celanova divisamos una loma de exquisito verdor. En lo alto, como una puntilla, la torre medieval de Vilanova dos Infantes rodeada de casas y canastros, presta su orgullo caballeresco a viajeros y turistas. Es el último vestigio de lo que fue un gran castillo construido sobre las ruinas de un posible asentamiento castreño.

web_vilanova dos infantes

El castillo, perteneciente al monasterio de Celanova lo mismo que la villa, fue una de las grandes fortalezas de Galicia y jugó un importante papel en las luchas medievales con hermandinos y portugueses.

En 1369 Enrique II se lo arrebató a don Fernando de castro y se lo entregó a Juan Rodríguez de Biedma y pasó así a la casa de Monterrey y a participar en los pleitos con los Lemos. Fue reforzado en 1645 para las guerras con los portugueses que, afortunadamente, no llegaron al castillo.

La torre no sufrió tanto deterioro como otras de su estilo porque desde la Desamortización hasta el año 1927, fue sede del Ayuntamiento de Vilanova, hasta esa fecha municipio independiente. Ahora, magníficamente restaurada, acoge un museo sobre la cultura castreña y el Centro Comarcal Terras de Celanova que ofrece al viajero información oral y escrita, y visitas guiadas por personal especializado.

Según la tradición, el nombre no sería “infantes”, sino “infantas”. Y el origen hay que buscarlo, según Fernández alonso y otros historiadores, en la leyenda de las siete mellizas que se instalaron en Vilanova, aunque deducen que probablemente se trate de santa Ilduara y Adosinda, madre y hermana de san Rosendo, a las que se unieron otras doncellas de sangre real, entre ellas, y separadas en el tiempo, dos hijas de Alfonso X el Sabio. Cesáreo Rivera, haciendo las correspondientes reservas, recoge la tradición popular que alude al nacimiento de once niños de un solo parto; de ahí el apelativo “dos Infantes”.

Según la Historia, santa Ilduara fundó el monasterio de Santa María de Vilanova para retirarse en su viudez. Más tarde fue anexionada a Celanova, posiblemente como priorato masculino, y las monjas se trasladaron a allariz. Hoy no queda nada. Estuvo en pie hasta el año 1880 su iglesia prerrománica, similar a la de San Miguel, situada en lo que fue jardín del monasterio, pero se derrumbó y, poco después, fue vendida la piedra.

web_casas típicas de vilanova dos infantes web_panorámica de vilanova dos infantes web_vilanova dos infantes. plaza

Localización: