«

»

O BARCO DE VALDEORRAS

Es la antigua Calúbriga. Según  Plinio, los primeros habitantes de Valdeorras fueron los gigurri. Ptolomeo habla de los egurros. Habitaban en los castros construidos en las partes altas de las montañas hasta la llegada de los romanos. Éstos construyeron La Vía Nova que atraviesa la zona de suroeste a noroeste e hicieron de Valdeorras un camino de tránsito. La influencia romana fue grande. Los gigurros tenían su capital en el Forum Gigurrorum, cerca de A Rúa, en el lugar de la Cigarrosa y formaban parte del convento asturiacense. Se asocia el nombre Calubriga con Calabagueiros. De Calubriga era el funcionario de Roma Fabio Pompeio Reburro tal y como consta en una lápida honorífica en una casa de A Rúa Vella. Los calubrigenses serían los habitantes de O Barco que formarían parte a su vez de los gigurri que ocupaban todo el valle. El topónimo Valdeorras vendría de Val de Giorres. Xagoaza y O Castro fueron muy importantes en el desarrollo de la zona.

El nombre de O Barco se deriva de la existencia en la época romana de la “barca de Viloira” que transitaba entre el “puerto de la barca”, al lado de la Vía Nova en la orilla derecha y Viloira, en la izquierda, con el fin de comunicar las poblaciones situadas en las márgenes del río. En torno a lo que fue la caseta de los barqueros fueron surgiendo pequeñas construcciones y configurándose lo que sería O Barco de Valdeorras. En el año 1902 la construcción entre Viloira y O Barco del puente de San Fernando acabó con la histórica barca. En la actualidad aún puede verse el antiguo embarcadero con sus anillas para amarrar las barcas. Unas cuantas embarcaciones “de atrezzo” se encuentran ancladas en la orilla, frente a Viloira escenificando lo que durante siglos fue la vida del lugar.

Durante la guerra de la Independencia los habitantes de O Barco tomaron parte activa, tal como comentamos al hablar de Larouco y Trives. Valdeorras fue la primera comarca gallega que les hizo frente a los franceses al mando del abad de Casoyo.

O Barco es un pueblo de construcción moderna. A orillas del río se extiende el Malecón con bellos jardines y un espléndido paseo donde  lugareños y visitantes pasean por las tardes y, apoyados en la barandilla, contemplan pacientemente las cañas de los pescadores instalados a la orilla del río.

 

Fotos: (Para la de doble página)

Antiguo puerto de la barca de Viloira.

2. Aspecto de una de las calles de O Barco donde se puede ver su aspecto moderno y cuidado.

3. Pasando el tiempo apoyados en la barandilla.