«

»

LOS PUENTES DE LA VÍA NOVA

Hasta el extremo de la Portela do Homen en la frontera portuguesa los romanos midieron desde Braga treinta y cuatro millas. A lo largo de un  recorrido de doscientas quince millas, hasta Astorga, en algunas zonas a través de sierras y terrenos abruptos fue necesario poner a prueba toda la ingeniería civil del Imperio para salvar las fuertes pendientes de los puertos en su descenso a los valles. La curva y la contra curva o zigzag era frecuentemente empleada y se construían grandes muros para sostener la explanada. La máxima expresión la tenemos en los llamados Codos de Larouco.

Puente romano de A Cigarrosa

Puente romano de A Cigarrosa

Aparte de vencer los descensos, los constructores de la Vía Nova a su paso por Ourense tuvieron que salvar en varios lugares las cuencas de los ríos  Limia, Sil, Bibey y Arnoya, amén de otros arroyos menores. Para ello hubo que construir puentes, algunos de los cuales han llegado a nuestros días. La Vía Nova, a diferencia de otras calzadas romanas, conserva varios de los puentes con parte de su fábrica original. El Ponte Pedriña construido sobre el Limia a su paso por Bande se encuentra en la actualidad bajo las aguas del embalse de As Conchas. Constaba de dos arcos de luces desiguales, el mayor con la bóveda rebajada, algo poco frecuente en los puentes romanos.

Del punte de Vilariño Frío sobre el río Cobas existe la duda de si fue original de la Vía Nova a su paso por el Rodicio, o más bien se trata de un camino real medieval. Se trata de una construcción de tres arcos de luz, de reducidas dimensiones.

El puente Freixo sobre el Arnoya formaba parte de una vía secundaria que comunicaba la mansio y el campamento Aquis Querquernis con Lucus Augusti. Es uno de los más bellos y conserva gran parte de su estructura original. Consta de cuatro arcos de medio punto con machones en pico.

Del de Baños de Molgas, también sobre el Arnoya se conservan las hiladas inferiores de los arranques aunque se duda de que fuese el principal de la vía.

El puente Navea, sobre el Navea, conserva de la primitiva fábrica los muros de encauzamiento de los estribos, de sillería almohadillada.

Ponte Navea

Ponte Navea

El de la Cigarrosa, sobre el Sil comunica los términos de Petín y A Rúa. Hoy, bajo las aguas del embalse aún conserva los arranques de las pilas y estribos de la construcción original romana.