«

»

EL AGUA, UN DON SAGRADO

Es el componente principal de la materia viva. Su presencia en la vida es fundamental; no es un elemento vivo, pero sin ella no es posible la vida. No es un alimento, pero se considera como uno de los componentes de la dieta porque es indispensable para muchos de los procesos físicos, químicos y biológicos que ocurren en la naturaleza.

web_cristal de cuarzo

La escuela filosófica jónica, establecida por Thales de Mileto, seiscientos años antes de Jesucristo, reconocía en el agua el primer elemento de todos los seres materiales. Aristóteles consideraba que la primera necesidad para el gobierno de los pueblos era el abundante abastecimiento de las aguas.

El agua es una sustancia “poco común”: no posee las propiedades que podrían esperarse de ella. Es que es un compuesto “ácrata” que no sigue exactamente las leyes de la Química. Posee propiedades inesperadas que la hacen una sustancia extraordinaria, el “solvente universal”, el componente fundamental de los seres vivos.

El culto primitivo es hídrico y druídico, como lo testifican el culto a los montes, a los árboles, a los bosques, a los penedos, a las aguas, a los caminos, a la luna, a la serpiente, y a las fuentes que hoy llamamos santas, naciendo así un panteísmo naturalista. En Galicia, los mitos relacionados con el agua tienen una importancia especial en la vida gallega. En el mundo celta tenían una gran importancia los santuarios relacionados con las fuentes de aguas medicinales.

Con fines sanitarios se puede emplear el agua común (Hidroterapia), agua de mar (Talasoterapia) y agua minero-medicinal (Balneoterapia). En esta ocasión nos limitaremos a las aguas minero-medicinales, de las que Galicia con el norte de Portugal es una de las regiones del mundo con mayor cantidad, calidad y variedad.

La utilización de aguas minerales como terapia se remonta a las prácticas hechiceras de tribus primitivas. Ya los griegos y otros pueblos antes que los romanos, habían descubierto las propiedades curativas de las aguas termales, en torno a cuyos manantiales construyeron los primeros baños. De hecho, muchos templos se erigían cercanos a los manantiales.

El uso público del agua tuvo, en Roma, una dimensión eminentemente social –además de higiénica—que progresivamente fue adquiriendo otros significados: curación, ocio, juego, descanso, recuperación y mantenimiento de la salud. La importancia de los baños públicos en la cultura romana fue incuestionable. Los médicos recomendaban mucho los baños (incluían las alternancias de temperatura, una especie de sauna y los masajes con ungüentos de todas clases).

Hay que luchar por el resurgimiento de la cura balnearia, tanto en el uso hidropínico (cura por ingesta del agua) como tópico (baños en sus distintas modalidades) en su fin sanitario en pro de la salud. No se trata de un fenómeno inducido exclusivamente por una preocupación ecológica o por el intento de recuperación de los remedios naturales de nuestros antepasados. El interés creciente hacia la balneoterapia se encuentra avalado por la reciente aparición de publicaciones que, desde la historiografía médica nacional e internacional, buscan recuperar, demostrando con estudios científicamente avalados mediante técnicas y conocimientos actuales, uno de los procedimientos sanitarios de más ancestral tradición. No deja de ser paradójico que el recurso terapéutico más antiguo sea hoy el menos conocido. La cura balnearia es el resultado de la acción de las aguas mineromedicinales y las técnicas de aplicación. “En algunos casos es lo más aconsejable y lo más barato, porque la estancia en un balneario es siempre menos costosa que la cama de un hospital”, sostiene la profesora Josefina San Martín. El agua minero-medicinal puede hacer desaparecer una dolencia que los fármacos no logran vencer, y a problemas dermatológicos, reumáticos, digestivos o respiratorios se les puede combatir en su estado inicial con aguas mineromedicinales. El empleo de aguas minero medicinales en los balnearios, puede ser beneficiosa en el tratamiento de trastornos crónicos y en la convalecencia de otros agudos, pero siempre ha de estar supeditada a la supervisión de médicos especialistas.

web_alberto borrás web_célula humanaweb_estructura química del agua web_estructura química del agua2 web_estructura química del agua3 web_estructura químnica del agua4 web_estructura1 web_estructura5

web_cristales de cuarzo web_espectro raman web_espectroscopia raman web_estructura química de una molécula de agua