Obras para siempre

OBRAS PARA SIEMPRE
COPASA

Esta es una nueva sección que queremos mimar especialmente. Según Vitrubio, toda construcción tiene que tener tres cualidades para alcanzar su propósito: debe ser bella, útil y resistente.Si algo define el sentir de un pueblo y su instinto de superación a través de las épocas, su concepción del serhumano ante la vida y la muerte, como ser individual y como sociedad, además de sus pergaminos, códices o tumbos, es su Arquitectura, mucho más resistente al tiempo. La historia se manifiesta ante nuestros ojos a través de la PIEDRA. Ourense se distingue por su riqueza patrimonial y artística,que se sustancia en: arquitectura civil y religiosa y vías de comunicación.En esta nueva etapa, Ourense Siglo 21, continuando con la misma dinámica de su edición en papel, tiene la pretensión de distinguirse como referente coadyuvador de las potencialidades de la provincia. Pero además, y de manera expresa y señalada, quiere exaltar la CONSTRUCCIÓN, como valor humano evolutivo de la humanidad y característica distintiva de su idiosincrasia, desde la cueva prehistórica y los monumentos ciclópeos al rascacielos y los modernos edificios domóticos, pasando por las modestas edificaciones rurales con sus hórreos y alpendres, los pazos medievales o las casas asoportaladas de la Edad Moderna. De los templos paganos a las ermitas, capillas e iglesias cristianas. De las torres defensivas, como la de Torán, Viana o las cuatro que guardaban la laguna de Antela, a los castillos, como el de O Bolo, A Peroxa o Monterrey; o murallas y puertas en Rivadavia, Allariz y Manzaneda. Muestras en PIEDRA del esplendor de tiempos pasados.Con los castillos, convivieron en Ourense los monasterios. La impronta benedictina y cisterciense está patente en la provincia: San Clodio, Melón. Oseira, San Estevo de Ribas de Sil, Xunqueira de Espadañedo o Montederramo.Las aguas termales contribuyeron al desarrollo de comunidades humanas en sus proximidades. Las antiguas villas termales romanas derivaron en los modernos balnearios y spas, edificados sobre los hipocaustos bimilenarios, como el Aquis Originis en Lobios, Laias en Cenlle, Baños de Molgas, Cortegada, Outariz o Prexigueiro.

Las vías de comunicación son otro exponente del sentir humano que patentiza su curiosidad y deseo de relación con sus semejantes. De las calzadas romanas del Itinerario de Antonino y los caminos reales y “rueiros” a las modernas autopistas. De la Vía Nova y la Ruta de la Plata o Camino Mozárabe y tantos caminos por los que transitaron segadores, salteadores de caminos, arrieros y peregrinos,a las modernos viales de nuestros días. De los puentes de poldras a los majestuosos viaductos del Ave, pasando por los puentes romanos y medievales, como los de Ourense, A Cigarrosa, Bibei o Ponte Freixo.