Magdalena del Amo

Información sobre el autor

Nombre: Magdalena del Amo
Fecha de registro: 5 octubre, 2013
URL: http://www.magdalenadelamo.es

Entradas más recientes

  1. XINZO DE LIMIA, LA CIVITAS LIMICORUM — 27 agosto, 2014
  2. MUIÑOS, ENTRE RÍOS Y MOLINOS — 16 agosto, 2014
  3. CEPA, VINO Y EUCARISTÍA — 5 julio, 2014
  4. O BARCO DE VALDEORRAS — 3 julio, 2014
  5. BEATO SEBASTIÁN DE APARICIO — 25 junio, 2014

Listado de entradas del autor

LOS PUENTES DE LA VÍA NOVA

Hasta el extremo de la Portela do Homen en la frontera portuguesa los romanos midieron desde Braga treinta y cuatro millas. A lo largo de un  recorrido de doscientas quince millas, hasta Astorga, en algunas zonas a través de sierras y terrenos abruptos fue necesario poner a prueba toda la ingeniería civil del Imperio para …

Continuar leyendo »

SANTUARIO DE LAS ERMITAS

Contrariamente a otros santuarios que suelen estar ubicados en lugares altos, para acceder al de Las Ermitas hay que descender camino abajo desde la carretera general hasta el fondo del barranco del Bibei. El viejo camino tradicional está jalonado por capillas de Vía Crucis del siglo XVIII con esculturas de buena talla. Alrededor del santuario …

Continuar leyendo »

BALNEARIO DE BERÁN

Las aguas brotan en un terreno pizarroso y granítico. Son claras y transparentes, de tacto suave y algo grasiento, con fuerte olor y sabor a azufre. Son tres manantiales de abundante caudal (300 litros por minuto).  Por su naturaleza son sulfurosas o hidrosullfurosas, termales unas y ferruginosas otras. Tienen fama de ser de las mejores …

Continuar leyendo »

FRAY DAMIÁN YÁÑEZ, LA HUMILDAD HECHA PERSONA

Ayer volví a Oseira. Su imagen majestuosa desde la penúltima curva aún sigue en el archivo de mi retina desde la primera vez que fui. Lo que sentí al llegar y tocar aquellas piedras impregnadas de tanta historia, acariciadas con los sones de los rezos de los monjes, también sigue latente en mi corazón. De …

Continuar leyendo »

PAZO DE LEMOS, EN PIÑOR

Los últimos días había llovido mucho. Las zarzas y yerbajos asomaban entre las piedras de los muros que bordean las estrechas carreteras del rural. Las glicinias tenían aún las gotas incrustadas en sus racimos malva y las fuentes se mostraban generosas repartiendo su oro vital. Pequeñas huertas aquí y allá. Flores, muchas flores. Casas de …

Continuar leyendo »

Entradas más antiguas «

» Entradas más recientes